Una forma sencilla de hacer algo útil
4 mayo 2022
The only way to be profitable
La única manera de ser rentable
26 septiembre 2022

El movimiento sorpresa de Japón

El jueves, Japón intervino en el mercado de divisas para comprar yen por primera vez desde 1998, en un intento de apoyar la maltrecha moneda después de que el Banco de Japón mantuviera los tipos de interés ultra bajos.

El movimiento, que tuvo lugar a última hora de la tarde asiática, hizo que el dólar cayera más de un 2%, situándose en torno a los 140,30 yen. No hubo indicios de nuevas intervenciones o ayudas al Banco de Japón por parte de otros bancos centrales, y el dólar cerró la jornada con un descenso del 1,2%, a 142,32 yen.

A primera hora del día, el dólar había subido más de un 1% debido a la decisión del Banco de Japón de mantener su política súper suelta, contrarrestando la ola mundial de endurecimiento monetario de los bancos centrales que luchan contra la creciente inflación.

"We have taken decisive action", dijo a los periodistas el viceministro de Finanzas para Asuntos Internacionales, Masato Kanda, respondiendo afirmativamente cuando se le preguntó si esto significaba una intervención. Pero las intervenciones monetarias rara vez tienen éxito y espero que el movimiento del jueves sólo proporcione un respiro temporal al yen.

El ministro de Finanzas, Shunichi Suzuki, se negó a revelar cuánto gastaron las autoridades para comprar el yen y si otros países aceptaron la medida. No se sabe si Washington aceptó la intervención de Tokio.

Ciertamente, la intervención del Bank of Japan fue el acontecimiento que desencadenó el desplome del Usd-Jpy, pero tengo serias dudas de que haya sido suficiente para que el par de divisas perdiera más de 500 pips. Hay dos cosas: o bien otros bancos centrales participaron en la compra de yen, pero incluso aquí tengo fuertes dudas, o bien, el colapso se vio favorecido por la salida de grandes fondos de las operaciones de carry trade (mucho más probable).

Si observamos el Gbp-Usd y el desplome del viernes (-3,57%), no es difícil ver a dónde trasladaron gran parte de su capital los fondos que salieron del Usd-Jpy. Su atención se desplazó hacia Europa, la libra esterlina y el euro (Eur-Usd -1,50% el viernes). Otras divisas también tuvieron fuertes descensos frente al dólar, como el dólar australiano (-1,75%), pero aquí, además del fortalecimiento del dólar estadounidense, se sumó el rojo intenso en el que cerraron las materias primas (oro -1,75%) y que provocó la venta de la moneda australiana.

Cierre del viernes para otras divisas frente al dólar estadounidense: Usd-Cad +0,76% (aunque el petróleo crudo cayó un 4,86%), Usd-Jpy +0,69%, Usd-Chf +0,43%, Nzd-Usd -1,80% (aquí ocurre lo mismo que con el Aud-Usd, ya que el contrato de Milk Class III de octubre perdió un 2,61% el viernes).

En las próximas semanas, si no se producen otros sobresaltos, veremos una continuación de la caída del Eur-Usd y del Gbp-Usd. Personalmente, llevo un par de semanas con el Eur-Usd en corto y tengo mi objetivo fijado en 0,92500.

El jueves, Japón intervino en el mercado de divisas para comprar yen por primera vez desde 1998, en un intento de apoyar la maltrecha moneda después de que el Banco de Japón mantuviera los tipos de interés

David
David
David Carli es un trader con más de 25 años de experiencia (dos años como gestor de fondos) en divisas y materias primas. Colabora con una importante sociedad europea de inversión en materias primas. Es autor de varios libros de éxito sobre trading y mercados financieros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.