Informe Hogs and Pigs del 24 de septiembre de 2021
24 septiembre 2021
Un calendar spread sobre el algodón (y algunas consideraciones)
29 septiembre 2021

Análisis del dólar tras la reunión de la Fed

La semana pasada, la Fed tuvo lugar una reunión que dio varias indicaciones sobre su futura política monetaria. No voy a hablar de estas indicaciones, ya lo he hecho en este artículo "La inflación será un problema, pero no el peor". Hoy me limitaré a analizar el dólar estadounidense para entender su tendencia futura.

A continuación, puede ver el gráfico del Dollar Index (DX).

El Dollar Index, para los que no lo sepan, es un índice que mide la fuerza del dólar frente a una cesta de otras seis monedas. Básicamente, una depreciación del índice indica un debilitamiento del billete verde. Por el contrario, una subida del Dollar Index indica un fortalecimiento del dólar estadounidense.

Las seis monedas son:

  • Euro: peso en el índice del 57,6%;
  • Yen japonés: peso en el índice del 13,6%;
  • Libra esterlina: peso en el índice del 11,9%;
  • Dólar canadiense: peso en el índice del 9,1%;
  • Corona sueca: peso en el índice del 4,2%;
  • Franco suizo: peso en el índice del 3,6%.

Este indicador se creó en marzo de 1973, cuando muchos de los principales países del mundo permitieron que sus monedas fluctuaran libremente entre sí. El valor inicial se fijó en 100.

En el gráfico destacan un par de cosas. La fuerte caída de marzo de 2000 a enero de 2001, cuando la Fed inyectó más liquidez en los mercados para contrarrestar la crisis de Covid-19. La posterior fase de lateralización que en las últimas semanas (exactamente desde junio de 2021) se ha hecho más estrecha, entre 92 dólares (soporte) y 93,50 dólares (resistencia).

Esto se debe al hecho de que en la reunión de junio de la Fed por primera vez Powell habló sobre el tapering, que, como hemos visto en los últimos días, es probable que se introduzca con la próxima reunión de la Fed a principios de noviembre (2-3 de noviembre). Aunque con Powell todo es posible; es capaz de decir una cosa y cambiar completamente de opinión a la semana siguiente.

El "tapering" es la disminución gradual de las compras de activos a gran escala (normalmente bonos) por parte de un banco central.

El tapering debería (siempre uso el condicional) dar un empujón alcista al dólar, también en virtud de que, según lo dicho por Powell, terminaría a mediados del año que viene y no, como se suponía inicialmente, a finales de 2022 (por tanto, al doble de velocidad de lo que se pensaba). Este aspecto no debe subestimarse.

Una aclaración. El tapering que Powell pretende aplicar sólo se refiere al aumento de la liquidez inyectada por la Fed para contrarrestar los efectos de la pandemia, y no toca el programa QE (Quantitative Easing).

El hecho de que algo ha cambiado desde junio también puede verse en el COT.

COT posición neta del Dollar Index (SpreadCharts.com)

De hecho, desde junio hasta finales de septiembre, la posición neta de los "Speculators" pasó de -453 a poco más de 25.000. Por lo tanto, una gran parte de ellos ya se ha puesto en largo con el dólar.

Por último, no hay que olvidar los tipos de interés. En su reunión de septiembre, la Fed planeó por primera vez subir los tipos en 25 puntos básicos ya en 2022. Aunque esto, para todos aquellos que utilizan los futuros de Fed Funds Rate, era un evento muy probable desde hace varias semanas.

Conclusión. La Fed ha asumido que la introducción del tapering debería tener lugar después de la próxima reunión del 2-3 de noviembre (por lo que hay que estar atentos a los datos de empleo de la próxima semana, los últimos antes de la reunión). Eso si Powell no cambia de opinión.

Llegados a este punto, habrá que ver qué hacen los demás bancos centrales, empezando por el BCE. Si continúan con sus estímulos, como parece probable en este momento, entonces veremos una apreciación del dólar con una ruptura del nivel de 93,50 dólares, que correspondería a una ruptura a la baja de 1,17 de Eur-Usd.

Por otro lado, si Lagarde anuncia el tapering en la próxima reunión del BCE, es probable que veamos una continuación de la lateralización del Dollar Index entre 92 dólares (o más ampliamente 90 dólares) y 93,50 dólares. Pero por el momento este es el escenario menos probable.

La semana pasada, la Fed tuvo lugar una reunión que dio varias indicaciones sobre su futura política monetaria. Hoy me limitaré a analizar el dólar estadounidense para entender su tendencia futura

David
David
David Carli es un trader con más de 25 años de experiencia (dos años como gestor de fondos) en divisas y materias primas. Colabora con una importante sociedad europea de inversión en materias primas. Es autor de varios libros de éxito sobre trading y mercados financieros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!