Trading estacional con materias primas

Todo el mundo ha visto la película “Entre pillos anda el juego”, al menos una vez en su vida; al fin y al cabo, es una película imprescindible durante las fiestas navideñas. El comercio con vientres de cerdo al principio; el informe sobre el zumo de naranja, con el que los dos actores protagonistas, Dan Aykroyd y Eddie Murphy, se vengan de los primos Duke... ¡no tiene precio!

Operar con materias primas es la forma más fascinante e intrigante de operar, ya que incluye una característica poco común en cualquier otro mercado: la estacionalidad.

Saber, por ejemplo, que una materia prima se comporta siempre de la misma manera en una determinada época del año, es una ventaja añadida que sólo ofrecen las materias primas.

Además, dado que el precio de las materias primas aumenta en los periodos de subida de precios, la inversión en este activo puede proporcionar al inversor una cobertura de su cartera frente a la presión de la inflación.

El spread trading es la mejor forma de operar con materias primas y ofrece una excelente oportunidad para diversificar la cartera, reduciendo los riesgos. Equilibrar, cubrir y proteger la cartera debe ser el primer objetivo del operador.

El Spread Trading requiere mucho menos tiempo; no está obligado a pasar tus días frente a un monitor observando los datos del mercado en tiempo real. Trabajar con los datos del final del día requiere poco tiempo para organizar el día siguiente. Por lo tanto, también es ideal para los que utilizan el spread trading como actividad secundaria.

Sin embargo, no sólo hay que aprender a utilizar las bases de datos y los programas informáticos estadísticos para el análisis de la estacionalidad, sino también explotar los principales informes sobre las materias primas, leer el C.O.T. para ver lo que hacen los grandes traders, estudiar la estructura de plazos para ver si hay anomalías, evaluar la distribución del contango para determinar si un movimiento está impulsado por la especulación o por razones reales, como una sequía o una epidemia, y muchos otros aspectos esenciales.

El trigo, el café, el zumo de naranja... no sólo puedes utilizarlos para preparar un delicioso desayuno, sino que también puedes comerciar con ellos para obtener beneficios. ¿Te he intrigado? Haz clic en el botón de abajo y ven a aprender sobre el comercio de diferenciales.


Más informaciones

error: Content is protected !!