Educación financiera para invertir sabiamente

Si parara a la gente por la calle y les preguntara qué es la educación financiera, creo que obtendría muchas respuestas diferentes dependiendo de con quién hablara: cómo ahorrar dinero, cómo llevar un presupuesto doméstico con ingresos y gastos, cómo utilizar una tarjeta de crédito de forma inteligente y correcta, cómo invertir sus ahorros, etc.

La educación financiera es la capacidad de comprender y aplicar eficazmente diversas habilidades financieras, como la gestión financiera personal, la elaboración de presupuestos y la inversión.

Hoy, en la era de Internet, podemos encontrar de todo en la red, tanta información válida como otros contenidos que no lo son tanto. La posibilidad de crecer y reunir información está al alcance de todos. Sin embargo, sigue faltando educación financiera.

Soy italiano; en Italia sólo el 37% de los adultos tiene unos conocimientos mínimos de finanzas, según la última encuesta realizada por Standard and Poor's y el Banco Mundial. La tasa de conocimientos financieros es del 68% en Canadá, del 67% en el Reino Unido, del 66% en Alemania, del 64% en Australia, del 57% en Estados Unidos, del 52% en Francia y del 49% en España. Los mejores del mundo son los países escandinavos, que en conjunto cuentan con un 71% de la población que sabe de finanzas a nivel básico.

La realidad es que todo el mundo debería ahorrar una parte de sus ingresos e invertir ese dinero para asegurarse un futuro mejor. Los mercados financieros son una gran oportunidad para aumentar la riqueza personal, pero sólo unos pocos saben aprovecharla. Tener conocimientos financieros se traduce en saber planificar el propio dinero, lo que significa que una persona puede afrontar los momentos de crisis con menos ansiedad.

Me llamó la atención una encuesta anterior a Covid que mostraba que el 36,6% de las personas no tienen suficiente dinero para afrontar más de dos meses sin ingresos y dos de cada diez hogares no podrían soportar pasar un mes sin ingresos estables. Los jóvenes y las personas con menor nivel de estudios están entre los más perjudicados.

Actualmente, tres de cada diez hogares tendrían dificultades para hacer frente a un gasto inesperado y el 35% de las personas se sienten ansiosas e inquietas por su situación financiera. Esto ocurre porque hay una falta de cultura del ahorro y la inversión.

Las habilidades financieras tienen un profundo impacto en la calidad de vida de las personas y son cruciales para hacer frente a la crisis actual y a la incertidumbre relacionada con la emergencia COVID-19. Por eso mi consejo es que veas el mundo de las inversiones con otros ojos porque, al contrario de lo que muchos piensan, son un gran recurso que se puede aprovechar para mejorar nuestra vida financieramente hablando.

Soy comerciante; llevo más de 25 años invirtiendo y especulando en los mercados financieros. Me centro en las divisas y las materias primas. A lo largo de los años he recibido muchos correos electrónicos de personas que piden ayuda para mejorar su vida financiera. Me entusiasmó la idea de compartir mi información, mis conocimientos y mi experiencia. Así que he creado un camino financiero completamente gratuito que puede ayudar a todo el mundo a mejorar su gestión financiera, entender correctamente cómo crecer financieramente a través de las inversiones.

Estoy disponible para responder a sus preguntas y aclarar cualquier duda que pueda tener. ¿Por qué? Porque me encanta conectar con otras personas y ayudarles a alcanzar sus objetivos. Sus dinero es muy importante para mí, por lo que no hay trucos, comisiones ocultas ni estafas. Ayudo porque quiero y creo que todo el mundo tiene derecho a controlar su dinero y sus inversiones, tú incluido.

Así que haga clic en el banner de abajo ahora y empiece a leer cómo mejorar su vida financiera.

error: Content is protected !!